La fragmentación de Android

Android es una plataforma “nueva” desarrollada por Google, se puede considerar que es el firme competidor de iPhone, sobre todo por su modelo abierto lo que le ha permitido entrar en el corazón de ese 2% de geeks fanáticos que quieren tener el control absoluto del teléfono y que nadie les diga que se puede y que no se puede hacer con su gadget, en ocasiones, respetable la posición.

Pero este mismo modelo empieza a generar uno de los mayores problemas que enfrentan las aplicaciones que son liberadas con ese tipo de licenciamiento, es decir se empieza a fragmentar el software y evidentemente hay versiones de mucho colores y sabores que deben ser mantenidas tanto por los desarrolladores de aplicaciones y por el mismo Google, al final puede ser que en un mismo lugar se encuentren tres dueños con tres versiones distintas del mismo pedazo de software y que las aplicaciones no sean compatibles entre si.

Poco a poco se va aclarando este panorama, pero es un camino duro de seguir ya que se deben poner de acuerdo no solo Google, los desarrolladores de aplicaciones y los fabricantes de hardware, sino que los usuarios deberán empezar a tomar conciencia que muy pronto su versión de software no va a ser soportada.

La diferencia con iPhone es que Apple obliga al usuario a evitar una fragmentación demasiada grande al publicar versiones de su iOS que inmediatamente deja sin las nuevas características a sus más antiguos dispositivos.

Lastimosamente y la experiencia me ha dado la razón que la combinación hardware y software de la mano de un solo fabricante entrega resultados excelentes la gran mayoría de usuarios, y como siempre los usuarios mas avanzados, si bien pueden llegar a ser importantes por sus aportes, no dejen de ser minoría por lo que los fabricantes seguirán intentando tener el control de todo para brindar mejores productos.

Esto no es descabellado la compra de Motorola por parte de Google de su división de teléfonos nos indica claramente cual va a ser la prioridad de Google en los siguientes años.