Estoy seguro que este post no le va caer bien algunos de mis conocidos y peor aún a los desconocidos.

El lío va de la siguiente forma, tengo bastante tiempo trabajando con software libre corporativo, es decir con compañías de software que manejan dos lineas de un mismo producto, como por ejemplo Red Hat, por un lado su sistema empresarial Red Hat Enterprise Linux y por el otro Fedora.

Estas compañías tienen un modelo de negocio utilizando software libre basado en la mayoría de los casos en soporte sobre sus productos, certificación, software de administración-monitoreo y educación, estos servicios permiten que puedan generar ganancias para mejorar sus productos o simplemente generar riqueza.
Pero que pasa cuando un supuesto “consultor” pro software libre (en la mayoría de los casos un extremista) le dice a una empresa que no necesita por ejemplo una suscripción de REHL y que en su lugar utilice CentOS, lo que pasa es que le quitas un recursos muy importante para seguir desarrollando el software de su predilección.

Estoy hasta la coronilla cuando en las listas, foros, chat, se enfrenta las personas que creen que todo debe ser gratis, está bien señores ya esta el software es libre la filosofía siguen intacta pero se necesita generar recursos para que las empresas paguen a los desarrolladores y ellos ganen dinero haciendo lo que mas les gusta.

Pero no la triste realidad es que cada vez miro con mas temor como estas actitudes completamente extremistas pensando que todo debe ser gratis, a veces pienso que aquellos que andan pregonando que no se necesita contratar a una gran corporación como Red Hat, Novell y pagarles por el soporte tienen miedo por que ven a estas empresas como competencia mas que un socio de negocio, tengo la ligera sensación que satanizan el primer instante en que una empresa crece y empieza a generar recursos, siento que están celosos de nos ser ellos los que pueden hacer dinero, siento que son los típicos hipócritas que por un lado encontraron una filosofía y ahora la están tomando para oponerse a cualquier cosa que no están de acuerdo, no son mejores que un dictador, quizás son peores.

Por favor señores hay que entender que todos necesitamos comer, que no es malo ganar dinero, si me arte de tanto palabrería yo creo en el software libre pero como siempre hay un grupo de extremistas que están confundiendo las cosas, y están escogiendo el camino incorrecto.

Yo amo la tecnología y no le tengo ni miedo ni nada a Microsoft n ia Google ni a Oracle ni a ningún monstruo creado por la imaginación de algunos sufridores, creo que son grandes empresas con ideas geniales que han logrado llevarnos a una era de conocimiento única, que tiene errores y problemas por que son empresas guiadas por humanos.

A veces veo algunas personas adorando a un falso santo como Richard Stallman que es una persona brillante pero completamente alejado de la realidad y como una manada de ovejas siguen al pie de la letra lo que el dice, señores hay que pensarlo tomar lo mejor de cada mundo y ponerlo en practica. Me imagino que si Bill Gates llevara en cada viaje su propio colchón dirían que es un snobista que no puede acomodarse a lo que humildemente un hotel 5 estrellas le ofrece pero como es Stallman se convierte en un …. en exactamente lo mismo que cualquier otra persona un raro y punto.

Y para terminar algunas frases celebres, muy peligrosas:

Todo debería ser gratis. (Me imagino que son de otro planta donde no es necesario alimentarse)
Deberíamos obligarlos por ley a cobrar lo que nos conviene. (Todos somos “libres” de cobrar lo que nos parece y mas crudo aún lo que me da la gana)

Me estoy dando cuenta que estos extremistas dicen estas cosas por que jamas han construido algo son los típicos que se suben a la camioneta cuando la misma ya estaba media llena y ahora si están inclusive dispuestos a conducirla y dejar todo por su “filosofía”, por favor dejemos de ser hipócritas.

Por cierto alguien les dijo a estos señores que mas del 70% del kernel de Linux es desarrollado por personas que están trabajando en esas empresas a las que tanto odian.